Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 enero 2014 6 18 /01 /enero /2014 19:20

el-grandictador.jpg¿El fascismo es posible en el siglo XXI? Desprecio a la razón, al individuo, a los diferentes, exaltación del odio, de la fuerza…. desfiles uniformados, banderas, gritos al líder y obediencia ciega,…oligarquías que siempre ganan y trabajadores que, acostumbrados a perder, pensaron que allí estaba la solución; junto al campo de batalla y los muertos de la trinchera descubrieron que les habían vuelto a engañar.

 

¿Existe el fascismo hoy? La sinrazón siempre otorga nuevas oportunidades, por imposible que parezca, de volver a la locura. Quiero creer que no, que no volverán los brazos en alto ni los puños tan cerrados como la mente de quien quiere justicia y no sabe dónde encontrarla. El siglo XXI consolidó  a un tipo de persona diferente, alejado de adscripciones de clase, hedonista, consumista, individualista e incrédulo. Confiado y posmoderno. Las ideologías parecen desvanecerse en metarrelatos del pasado, mitos y ortodoxias mágicas que resuelven todos los problemas desde la óptica del cristal de quien la aplica.

 

El liberalismo  de la nueva derecha quiere suprimir las trabas a los que más tienen y así justificar sus migajas, convirtiendo estas  en el medio de vida del 95% de la población. No se puede mantener  el crecimiento desmedido del Estado del Bienestar sin el colapso fiscal dicen los “neocon”,  sin importarles que los beneficios de sus empresas  sí se han multiplicado por diez en los años que llevan engañando con este argumento.

 

La causa que explica las diferencias sociales es la propiedad. ¡Acabemos con ella! El comunismo repartió la pobreza cuando sus seguidores querían repartir la riqueza. Se veían ricos y acabaron pobres. Las oligarquías no se construyeron en torno al dinero sino a un poder en forma de burocracia que les generaba unos beneficios prohibidos a los demás. Siempre mentiras.

 

La democracia tiene dos piernas con las que mantenerse en pie: la primera la conforman las libertades individuales, tanto civiles, sociales, económicas o políticas; la segunda es la participación activa y real de los ciudadanos en las decisiones públicas; su capacidad de influir en el gobierno y en sus políticas. Suele ser habitual confundirlas y hablar de democracia cuando queremos hablar de libertades, pero conceptualmente son ideas diferentes. Cabe hablar de libertades sin participación efectiva en el gobierno.

 

Para los fascistas y totalitarios estaba claro. La democracia era peligrosa porque otorgaba  al pueblo la libertad para pensar, para actuar activamente y de esta forma considerar que era posible influir en su propio destino. Totalitarismo se oponía a gobierno del pueblo y a libertad de los ciudadanos para influir. El miedo a la libertad era el miedo a pensar que con ella se podía llegar a criticar, a poner en duda el poder fascista o totalitario. De ahí la salvaje represión a la libertad individual y colectiva. El Fascismo supone la paradoja de las masas enaltecidas alabando su propio fin como individuos. Uniformes, gritos y banderas rampantes en tu propio entierro.

 

El fascismo es hoy inviable como ideología pero imperante como actitud de desprecio al ciudadano. Ya no es necesario privarle de su capacidad de pensar, de influir de forma activa en las decisiones de gobierno, simplemente basta con adormecerle y engañarle. Hemos perdido la conciencia de clase pero no los intereses de clase. Seguimos siendo proletarios de las oligarquías aunque nos consideremos pequeños burgueses. De ahí que sigamos siendo peligrosos. Mejor dormidos.

 

El fascismo se ha modernizado. Las guerras descubrieron que su careta no gustaba y debían buscar otra. Ya no es necesario privar de libertades individuales. ¿Para qué? Que digan lo que digan, que piensen lo que piensen….les hemos quitado las herramientas para llegar al poder. Ellos controlan todo: la justicia, la administración, la gran mayoría de los medios de comunicación, el poder económico…todo es todo.

 

Sus nuevos teóricos lo saben bien: dejémosles que puedan salir a la calle, protestar, pensar que esto es no es posible, que algo debe cambiar. Pueden llenarse la boca de argumentos, pero de lo no se han dado cuenta es de que no tienen la posibilidad real de cambiar nada. Todo consiste en que no sufran demasiado por ello. Entretengámosles para que no vean la realidad.

 

Construyamos una falsa democracia, con apariencia de cambio, con apariencia de participación, dejémosles que cada cuatro años introduzcan una papeleta para votar a los mismos. Sus preocupaciones serán otras y nos dejaran gobernar a los que sabemos, sin que esas masas de ignorantes nos controlen.

 

El fascismo de hoy, como os digo, es una actitud de desprecio al ciudadano, una actitud que  ignora la capacidad inteligente de las personas que forman parte de lo que para ellos es una masa de personas inerte desprovista de instrumentos para intervenir en las decisiones que les afectan. El engaño y la distracción sustituyen a las policías políticas, demostrando la misma eficacia sino mayor.

 

Creímos que democracia era entregar el poder a los partidos políticos, y algunos de estos se hicieron con el poder absoluto, olvidándose de quienes les votaban confiados y despreciando sus intereses. Democracia es participación en el gobierno y control por parte de quienes tiene el poder real, los ciudadanos, sobre sus representantes. Nada de esto ocurre en nuestro país, donde conceptos claves como la transparencia,  la participación en la elaboración de las normas legislativas,  las consultas vinculantes,  la gestión eficaz o la impunidad ante las responsabilidades derivó en la más absoluta corrupción, generalizada y caciquil…ninguno de estos problemas y vacíos tienen respuesta eficaz.

 

El fascismo ya no es un partido, es una actitud de burla continuada al ciudadano que anida en muchos de los que nos gobiernan desde hace años. Espero que seamos capaces de darnos las herramientas para recuperar el poder.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by raulburillo.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Recherche

Liens