Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 febrero 2012 6 18 /02 /febrero /2012 01:02

La otra noche volvimos al hotel muy tarde. Habíamos pasado todo el día trabajando y las huellas del  cansancio nos acompañaban en nuestro camino. Lo único en lo  que pensábamos era en cambiarnos de ropa, cenar algo ligero y acostarnos pronto. Mañana nos esperaba más de lo mismo.

 

Nos acercábamos al hotel y  tuvimos la impresión de que  nos habíamos equivocado. La música se oía desde el fondo de la calle. ¿Era nuestro hotel? ¡Sí! ¡Vaya fiesta que habían montado!

Al entrar vimos como los invitados bebían, reían y bailaban; aquello no tenía visos de terminar fácilmente. ¡Que horror! No dormiríamos en toda la noche, pensamos con gesto de pavor.

 

 Nos abrimos paso por el hall como pudimos entre baile y baile. Nos agarraban del cuello invitándonos a acompañarles en sus piruetas sin dejar ellos de hacerlo. Sin duda se lo estaban pasando muy bien. Quien lo hubiera organizado se había dejado una pasta porque no faltaba de nada. Eso sí que era una fiesta por todo lo alto...pero desde luego no apta para quien se levanta a trabajar cada mañana.Llegamos al mostrador del conserje que, con una sonrisa de oreja a oreja, parecía disfrutar del ambiente. Le pedimos la llave de nuestra habitación. El hombre reía nuestra ocurrencia. ¿Subir a la habitación a dormir? ¿En plena fiesta? ¡Están ustedes locos, eso está claro!. Súmense a la fiesta. Es una ocasión única para pasarlo bien y además...se ha apuntado toda la gente “guapa” del hotel.

 

Mire amigo, nosotros o no somos gente guapa o estamos cansados. Mañana trabajamos, por lo tanto le agradeceríamos que nos diera las llaves de la habitación y despiértenos a las siete de la mañana. Nos esperan a las 8.30 en la oficina. Ustedes se lo pierden, nos dijo, mientras con desgana nos arrojaba las llaves en el mostrador.

 

Ciertamente, y como nos imaginamos, no pegamos ojo en toda la noche. Cuando amaneciera me iban a oír. No se puede organizar una fiesta en un hotel con gente como nosotros que viene a trabajar. No hay ni respeto por el trabajo de los demás. Espérate que me levante y verás. Cuando no te puedes dormir y piensas en lo que te molesta te entra una valentía irreal y estás convencido  de que por la mañana vas a ser capaz de hacer muchas de esas  cosas que en ese momento ves con tanta claridad. La experiencia demuestra que no siempre es así pero por lo menos te pasas las horas de insomnio tan entretenido.

 

Así fue; a las seis de la mañana me quedé dormido pero el teléfono despertador sonó una hora más tarde. ¡Qué sueño! De verdad que no tenía muchas ganas de jaleo con el tío de la recepción. Le diría, eso sí, que por aquí no me verían más.

 

Allí estaba el conserje. El mismo. Con la misma sonrisa de oreja a oreja e impecable. Yo había ido a “dormir” y parecía que me había pasado un tren por encima.

Hola Buenos días. Me da la cuenta de la 504. Sí señor como no. ¿Ha dormido bien? ¿algo del minibar? Me preguntó mientras me extendía la factura y yo negaba a la vez mi consumo de la neverita. Era mi ocasión para decirle lo que tenía previsto y había ensayado toda la noche.

 

No pude. Me quedé helado. Sin habla. Se habían equivocado sin duda.

 Disculpe, le he dicho la factura de la habitación 504 sin minibar, no de toda la planta 5ª, le arrojé con un mueca entre guasona y horrorizada.

 Sí señor, eso es lo que le he dado. La cuenta de la habitación 504. No hay error. Son 2.500 euros.

¿2.500 euros? ¿Están locos? ¡Sí yo solo he estado una noche en este hotel y compre el bono por buscador de internet a 75 euros la noche!.

Sí pero la fiesta hay que pagarla entre todos y usted tiene que hacer un esfuerzo como los demás.

Oiga,le repito ¿están ustedes locos? Yo no me he divertido, ni he bebido, ni he bailado, hoy no voy a poder trabajar de sueño y solo faltaría que perdiera mi trabajo en la reunión con el jefe y usted me dice que pague una fiesta en la que no he participado. Esto debe ser un mal sueño.

 

Cuando estás dormido y pronuncias  esa frase te despiertas.

 

Menos mal.¡¡¡¡¡era un sueño!! ¿¿Era un sueño? ? 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by raulburillo.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Recherche

Liens