Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 diciembre 2012 1 03 /12 /diciembre /2012 00:31

“La verdad es que yo no entiendo de política y cuando salen esos señores hablando…no sé muy bien lo que dicen pero… mire usted yo soy de derechas de toda la vida y voto siempre a los mismos. Lo que hagan ellos seguro que estará bien porque si no vendrán esos impresentables izquierdosos y todo irá peor”. Este brillante pensamiento filosófico, por el que no me cobró ni un céntimo más, me lo regaló el otro día con la carrera un taxista en Madrid. Digo brillante porque no dudéis que resume una parte importante de la realidad de nuestra democracia actual.

Al principio de la “era democrática” de nuestro país muchos de nuestros electores no tenían claro de qué “eran”  y sus gustos se fueron decantando, entre otros argumentos de peso, por la apostura de los líderes. Sin duda Suarez hizo mucho por el Partido Popular (entonces UCD) y González  más todavía por el PSOE. Ello no quiere decir que fuéramos unos auténticos ignorantes en teoría política o que buena parte de la población no quisiera ajustar cuentas con una dictadura de 40 años pero, sin duda, los argumentos de peso no eran los mayoritarios.

Cuando la “belleza” y empaque de los líderes fue desapareciendo los votantes ya estaban posicionados. Es algo así como lo que me comentaba un amigo de Albacete, que siempre me decía que él era del Barça desde pequeño porque le encantaba como jugaba Cruyff y desde ese momento ya no podía cambiar de equipo. Pues algo así. Unos se hicieron del PSOE porque les encantaba el discurso y la facilidad de palabra del señor González y los otros  hicieron justo lo contrario. Y aunque no lo parezca así seguimos…sin entender de política y dejándonos llevar por la pasión de nuestros “equipos” de toda la vida.

Siento que pueda parecer estúpido considerando de esta forma a una parte importante de los que acuden a votar, pero más lo seríamos si no tuviéramos en cuenta esta variable política con la que juegan nuestros dirigentes cuando nos hacen llegar sus mensajes. Tienen claro que podemos ser estúpidos o que lo fuimos en algún momento y lo podemos seguir siendo.

El “no entender de política” realmente no debería ser un problema que nos impida tener una actitud participativa y beligerante en los temas del discurso político, especialmente cuando  nos afectan, en la medida que no son muy diferentes a los que nos encontramos cada día en nuestra vida ordinaria. Nuestros comportamientos y capacidad crítica, o sentido común, no deberían ser muy diferentes que los que tenemos cuando nos enfrentamos al sinfín de situaciones donde sacamos lo mejor que tenemos dentro para argumentar y defender nuestros intereses. Poco nos importará si el señor del taller mecánico tiene un poster de nuestro mismo equipo de futbol  si lo que pretende es cobrarnos cuatro horas más de mano de obra por una reparación sin importancia.

A esto me refiero. Seguramente no entendemos de mecánica del automóvil pero afortunadamente hay cosas que tenemos muy claras y lo que no puede ser, o es imposible o alguien nos quiere engañar, y desde luego por mucho que “sea” de “los nuestros” no estamos dispuestos a permitírselo.

Por eso determinados argumentos con los que nos desayunamos cada mañana no se entienden y es difícil pensar que los asumamos con naturalidad y que, incluso, parezca que nos dejan indiferentes. Uno de esos  enigmas que me tienen absorto es la capacidad de aguante que tenemos con la excusa del “esfuerzo”. “Os pedimos un esfuerzo más que la población entenderá dada la situación de crisis….” ¿Un esfuerzo más?

Los esfuerzos antes de pedirlos se explican. Los ciudadanos no son borregos ignorantes y estúpidos y  por tanto cuando te piden que pierdas tu sueldo, tu trabajo, tus pensiones, tu asistencia social y no sé cuantos cosas más, te deberían dejar muy claritas como mínimo tres  cuestiones: quién es el culpable de que yo tenga que hacer un esfuerzo cuando el que  ha gestionado la economía eres túpor qué el esfuerzo que me pides es la mejor opción para solucionar el problema que tú has creado y cuántos esfuerzos más me vas a pedir. Vamos…lo que le pediríamos a cualquiera que nos solicitara algo parecido.

La primera es obvia. ¿Me pides a mí el esfuerzo porque yo soy el culpable de lo que ha ocurrido? ¿Me pides a mí el esfuerzo porque soy el único que puede pagar lo que tú has hecho mal? ¿Me pides a mí el esfuerzo porque debo pagar yo lo que han hecho mal los “otros” pero tú no? ¿Me pides el esfuerzo a pesar de que me dijiste que tu brillante gestión no me supondría más esfuerzos? ¿Me pides el esfuerzo porque no sabes a quién pedírselo, ni sabes quién es el culpable? ¿Me pides el esfuerzo porque no sabes gestionar bien lo que pensabas gestionar bien y te das cuenta que eres incapaz de hacerlo? ¿Cuándo  me vas a decir por qué siempre me estás pidiendo que debo realizar un nuevo esfuerzo?

¿Nos dirán la verdad? Tal vez sería bueno recordarles que si de esfuerzo se trata  y es lo que nos piden….

 “cuesta menos esfuerzo flotar con la verdad que hundirse con la mentira”.


La segunda nos situaría en la esfera de los seres pensantes. Si lo que me pides es un esfuerzo explícame por qué eliges el mío como mejor solución de todas las posibles. No te limites a pedirlo. Soy capaz de pensar y entender por qué de entre todas las soluciones la mejor es, por ejemplo, no revalorizar las pensiones,  cuando el dinero que ahorras lo estás invirtiendo en salvar a una sola de las entidades financieras de todas las que tienes previsto salvar. Quiero saber por qué valoras más a esa entidad financiera que  la posibilidad de vivir con dignidad de cientos de miles de españoles, que durante años cotizaron religiosamente en su seguridad social. Haré el esfuerzo de entenderlo si  tú lo haces en  explicármelo. De lo contrario pensaré que, como dijo Schumpeter, la democracia actual se ha convertido en la mera posibilidad de elegir qué elite deseamos que nos deje de gobernar  para que nos gobierne la “otra”. Nuestra participación real en el gobierno sería nula, nuestra única opción consistiría en despedirlos  no en  pensar. Una “dictadura” con fecha de caducidad que se sustituye por otra similar.

¿Por qué no hacen ellos previamente el esfuerzo de explicarnos sus decisiones?  Tal vez sería bueno recordarles de nuevo que….

 “aquel que espera la ayuda sin haber hecho  previamente el esfuerzo nunca la recibirá sin saber antes  el costo que tiene cada gota de sudor”.


La tercera es la consecuencia de las otras dos. Si no me has dicho quién es el culpable de la situación que mi esfuerzo debe remediar y tampoco me dirás nunca por qué mi esfuerzo es la mejor solución de entre todas las posibles, jamás me dirás cuántos esfuerzos más me vas a solicitar.

Hoy la excusa será la mala gestión de los “otros” (la de “ellos” nunca, por lo que puedes dudar de absolutamente todo lo que te cuenten), otros días puede que esta sea  la prima de riesgo (aunque el Reino Unido tenga prácticamente el mismo déficit y deuda pública que España y a ellos no les piden esfuerzos), otro día serán los “mercados”, el siguiente la política monetaria de la UE…y cuando no les quede otra dirán que “el esfuerzo lo impone la realidad y no Bruselas………..” Sin palabras.

¿Habéis visto u oído que algún miembro del gobierno explique las causas de algo de lo que os estoy comentando? ¿Desconfía de tu capacidad de entender o de la suya para explicar?

Por eso queridos amigos sé que muchos sois acérrimos partidarios de nuestro gobierno o lo fuisteis del anterior. Posiblemente algunos de ellos sean de los “vuestros” pero te recomiendo que antes que de otra cosa seas de ti mismo. Piensa y exígeles lo mismo que le exigirías a cualquiera que te pidiera lo que ellos te piden. Con ello conseguirás que la democracia no sea un contenido vacío de significado y que como dicen las  últimas de las frases que os regalo y que encierran nuestra sabiduría popular

 

 

"Nunca te niegues una oportunidad en el amor. . . Inténtalo las veces que quieras, pero no hagas esfuerzos más allá de lo que te pueden exigir tus fuerzas, el amor es una fuerza poderosa. . . Pero no tanto."

 

   "Debemos apreciar lo que somos y lo que hacemos, así otros desprecien por poco o exiguo nuestros esfuerzos. Ya sabrá la vida si ellos están donde están por darle valor al esfuerzo".

 

Compartir este post

Repost 0
Published by raulburillo.over-blog.es
Comenta este artículo

Comentarios

Luis 12/05/2012 17:02

Cuando hablo con mis alumnos y les digo cómo deben trabajar para conseguir aquellas metas que se propongan en la vida, siempre hablo de 'esfuerzo': esfuerzo para fijar unos objetivos; esfuerzo para
mantenerse en el sitio y aguantar todo aquello que nos pueda venir; esfuerzo para no tirar la toalla a la primera de cambio; en general, esfuerzo para todo, sea en el ámbito que sea.
La diferencia entre lo que yo les inculco y lo que nos dicen desde el Gobierno está, básicamente, en que, con 'esfuerzo' ellos pueden conseguir llegar a ser aquello que anhelan: médicos, abogados,
comerciantes, atletas, etc. Sin embargo, el 'esfuerzo' que nos piden nuestros dirigentes no nos conduce a nada, o mejor dicho, a la triste situación en la que estamos.

raulburillo.over-blog.es 12/05/2012 23:39



Un esfuerzo sin meta y sin recompensa. Un esfuerzo sin límite y sin justificación que pide a la gente menos y no más


Gracias por tu participación



vaya 12/03/2012 16:55

Nuestro televisivo blog master plantea una cuestión a la que él mismo respondió en su programa de la Sexta anoche día 2.
Nos piden a nosotros un esfuerzo porque nos tienen cogidos por la nómina o pensión y porque somos pasivos y no tenemos abogados y asesores (alguno por cierto ex compañero de la Inspección)que nos
defiendan con uñas y dientes.
Los políticos siempre que puedan irán a lo fácil. Luego, ya en campaña, dirán lo que sea para que nos olvidemos de esto y nos lo creeremos (¿o no?).
De hecho ponen mil pantallas para ocultar la realidad de lo que votamos, unos que derechos históricos, otros que 1714, los de más aquí resucitan los bloques guerracivilistas (hay que evitar a los
fachas), los otros se alzan en defensores de lo tradicional...(la familia, la vida, el matrimonio... luego se olvidan).
Pero cuando llegan al poder "leña al mono hasta que aprenda el catecismo"... y nosotros a aprenderlo.

raulburillo.over-blog.es 12/03/2012 17:44



Para mi que sería mejor que escribiera "vaya" este blog porque es buenísimo. No se como agradecerselo. Amigo "vaya" es un lujo que leas este blog y lo que escribas aunque se oponga a lo que yo
escriba lo comparto por obligación. No se porque doy tantas vueltas para escribir lo que "vaya" resume en cuatro líneas. Solo me queda el placer de sacar los temas y escribir.


Gracias "vaya".



Recherche

Liens